Skip to main content
Consejos para elegir bien la lámpara de comedor

Consejos para elegir bien la lámpara de comedor

marzo 15, 2024

Si hay una zona de la casa que es esencial en la vida diaria es el comedor. Su función trasciende más allá de la necesidad de tener un sitio donde sentarse cómodamente a desayunar, comer y cenar, ya que cada vez más se considera un espacio más versátil donde, además, la mesa se puede utilizar también para trabajar, hacer los deberes e incluso para momentos de ocio, como leer, jugar, etc.

Por tanto, si hay un aspecto que hay que cuidar mucho del comedor es su iluminación, es decir, el que tiene que ver con la elección de la o las lámparas que deben iluminar esta mesa. En el estudio, como expertos en proyectos de iluminación, el primer paso que tenemos en cuenta es analizar las necesidades concretas del espacio, su distribución, el modelo de mesa elegido y su disposición, el uso que se le va a dar y, por supuesto, el estilo del proyecto de interiorismo y los gustos decorativos del cliente.

Es muy importante saber que la lámpara del comedor tiene una doble vertiente: como elemento funcional y también como pieza decorativa, porque debe ser capaz de crear con su diseño una atmósfera determinada. Por eso nos gusta decir que las lámparas de comedor, desde su disposición colgante habitual, pueden llegar a representar un elemento escultural en sí mismo, aportando al comedor ese toque de personalidad que requiere. Por eso, insistimos, es tan importante elegir bien la lámpara del comedor, ya se trate de un proyecto de reforma, integral o parcial, en este caso, solo de la zona de día.

La distancia entre la lámpara colgante y la mesa del comedor ha de ser de 75/80 centímetros.

  • Tamaño de la lámpara: ha de representar un tercio del tamaño de la mesa. En otras palabras, su tamaño ha de ser, como máximo, la mitad del ancho de la mesa. Con un ejemplo queda más claro: si la mesa es redonda y tiene un diámetro de 100 cm, el de la lámpara no puede superar los 50 cm de diámetro. 
  • Distancia entre la lámpara y la mesa: la medida habitual es entre los 75/80 cm para que ofrezca una correcta funcionalidad. Más baja, molestaría a la hora de levantarse de la mesa, y más alta se vería fuera de lugar al observarla con perspectiva.
  • La tonalidad de la luz: para el comedor, la lámpara debe ir con una luz blanca o neutra que ofrezca una tonalidad cálida que invite al relax, que proporcione bienestar, y ganas de alargar la sobremesa. La temperatura lumínica no debe de superar los 2.700K y el IRC (Índice de Reproducción Cromático) ha de ser alto, de más de 80, para que los colores se vean como son en realidad. Ah! Y sobra decir que han de ser leds, para fomentar el ahorro energético.

Las lámparas del comedor, desde su disposición colgante, dan el toque de personalidad al espacio

Las lámparas de comedor son modelos suspendidos porque se entiende que su finalidad, que es la de iluminar lo mejor posible la mesa, se consigue mejor con este sistema, mucho más directo. Es importante que abarque toda la superficie, sin dejar zonas de sombra. Si pretendemos que con la lámpara de comedor, se quiera iluminar también otras zonas de la estancia, estaremos cometiendo un error, ya que no se estará iluminando bien ni la mesa ni lo otro. Un buen proyecto de iluminación debe contemplar diferentes ambientaciones, determinando las luminarias que cada zona requiera, según su finalidad.

Una cuestión que también suele hacer dudar al cliente es si elegir una lámpara o varias sobre la mesa de comedor. En nuestros proyectos ofrecemos ambas opciones. Una lámpara única colgante es recomendable para mesas redondas o cuadradas de tamaño modesto. Pero si contamos con una mesa más grande, rectangular, y suficiente espacio, queda muy bien la combinación de varias lámparas colgantes sobre la mesa de comedor, dispersas, sobre todo por aquello de no dejar zonas en sombra.

Con varias lámparas colgantes -normalmente entre 2 y 5- se crea un efecto estético más llamativo y que genera más dinamismo visual. Las combinaciones pueden ser muy diversas: el mismo modelo de lámpara a diferentes alturas o a la misma altura, pero de colores diferentes, o varios modelos, pero de tamaño pequeño, si lo que buscamos es darle más protagonismo a la mesa como pieza, con los mismos acabados pero diferentes formas, etc. En el apartado más estético, el diseño de las pantallas, la forma de los brazos y hasta la disposición de los hilos juegan un papel crucial en la estética decorativa del conjunto. 

Ah! Y no nos olvidemos que cuando hablamos del comedor, no solo es aquel ubicado en la zona de día, habitualmente junto al salón. Cada vez más, en las reformas de cocinas, se sitúa un comedor en ella, ya sea en formato mesa, barra o isla y, obviamente, también ha de contar con su respectiva lámpara colgante.


Fundadora, CEO

¡Espero que hayas disfrutado de la lectura!

Si necesitas profundizar más en el tema o consultar tu caso en particular, contacta conmigo ahora.